domingo, 16 de febrero de 2014

Caminamos desesperados.

Caminamos desesperados.
El olvido ha comenzado.
Cegados por el movimiento impasible de las olas.
La oscuridad corre a encontrarnos.
Quiere alcanzarnos.

Caminamos desesperados.
Corremos asustados.
Huyendo de la sombra. De las sombras cambiantes.
Aparecen por la calles, detrás nuestra. Extendiendo sus brazos. Intentan atraparnos.

Caminamos desesperados.
Gritamos hartos.
El cansancio se apodera.
Pero la adrenalina no nos frena. Nos hace avanzar a ciegas.

Caminamos desesperados.
Negando la realidad evidente.
Ilusiones ópticas vienen de frente.
Te giras, mirando atrás.
Una sombra tus entrañas logra desgarrar.

Camino desesperada.
Estoy sola. Estoy cansada.
Estoy destrozada.
Soy un cristal forjado de luz.
Las sombras quieren agarrarme.
Quieren desgarrarme  como a el.
Quieren matarme.

Camino desesperada.
Voy deshecha en llanto.
Me resbalo. Me levanto y vuelta a empezar.
Miro al frente y la mirada se me culmina.
Un callejón sin salida.

Paro. Asustada. Destrozada.
Las sombras se acercan, las sombras me alcanzan.
Pido auxilio. Pido ayuda.
Sacadme de aquí susurro.
Cierro los ojos.
Oscuridad infinita.
Me atraparon. Me atraparon.

--------
Desvaríos sin sentido ni son de las ocho de la tarde.

1 comentario:

  1. ¡Dios, sí! Caminamos desesperados... Nunca mejor descrito, ts. Soy incapaz de escribir poesía y hay cada blog... Pero que haya leído, esta es de momento la mejor (que pelota soy cuando quiero, parfavah)
    Bueno, me ha encantado.
    Abracísimos,
    E.
    P.D.: Hmmmmmmmmmm¿tepasasporfaporfa^^? Conldeletra.blogspot.com
    P.D.2: Me alegro de ser el primer granito de arena.

    ResponderEliminar