lunes, 7 de octubre de 2013

La niña

La niña vivía rodeada. Un cúmulo de gente la aplastaba. Todos iguales, copias del mismo molde. Todos borregas, todos ovejas creyendo ser perros. 

La niña estaba cansada. Cansada de tanta hipocresía, cansada de lo que veía. Todo lo que observaba le disgustaba. Todo le hacía sentir rodeada de espejos, espejos reflejando aquello tomado como bello. Espejos plagados del mismo reflejo.

La niña iba creciendo, encerrada en las cuatro paredes más inmensas del universo, las paredes de la mente. El resto del mundo la observaba, juzgándola, llamándola lo impensado. "No te acerques a ella", "Está loca", "Da miedo" susurraban las voces a su oído. 

La niña se sentía sola. Una soledad diferente, era un vacío en medio de su mente. Se sentía extraterrestre. Ella escribía a cada hora, a cada minuto. Lo que callaba su papel lo gritaba, lo que dolía la música lo sanaba. Las palabras eran su escapatoria, la música su único consuelo, y su sueño, su sueño era que le quitarán ese desvelo.

La niña sentía tirar de su cuerpo cada día, sentía estar perdiendo la visión tan maravillosa del universo. Se sentía cada vez menos humana. No era lógico lo que ella hacía, no era lógico ser tan distinto al resto. Su mente dejaba de ser un lugar seguro, su mente se estaba rebelando contra ella. Su mente poco a poco se convertía en un lugar hostil. 

La niña era incapaz de sonreír verdaderamente. Sus ojos desvelaban sus demonios, sus ojos eran la única entrada hacías su alma. Pero nadie podía apreciar el brillo, nadie podía apreciar el grito, el grito de socorro que susurraba al universo. 

La niña demacrada por dentro, en busca de esa luz que la salvara. Incesante luchadora, no se sentía capaz de rendirse. Este maldito sitio debe tener algo bueno, se repetía como consuelo.

Y la niña sigue viva, y moribunda por dentro. ¿Soy la única cuerda? ¿Soy la única loca? ¿Soy la única que piensa sobre esas cosas? Preguntas que se repiten como un vídeo de youtube. Una y otra vez dentro de su cabeza. Ocultando su alma al universo. Ni siquiera viviendo, ella, bueno, ella tan sólo está existiendo. 










No hay comentarios:

Publicar un comentario