domingo, 15 de abril de 2012

Querido John:


¿Como anda todo por allí? Recuerda a mi familia que los observo todos los días, que estoy junto a ellos cuando lloran y cuando ríen, que no me he desprendido de ellos. Recuerdales que no quiero verles triste, a ti tampoco John.


 Hace ya tiempo que no te escribía John. Créeme que estaba en mi lista de cosas que hacer John, pero es que todo ocurrió tan rápido, la vida se me escapó de las manos en tan poco tiempo. Aún recuerdo aquél día, aquél día en que toda mi vida cambió por completo John, el día en el que te conocí. Recuerdo todas y cada una de las palabras que nos dijimos y los silencios que lo significaban todo. 


Era un día como el de hoy, el cielo estaba de un azul claro, de ese color del cual son tus ojos. El sol brillaba en el cielo y los pájaros cantaban surcando nubes por el cielo. Yo estaba sentada en la reluciente hierba, leyendo como siempre. Tu, según después me contaste, me viste a lo lejos y te intrigó saber cual era el libro que tenía entre manos. Te acercaste y te sentate junto a mí. Yo no me percaté hasta que escuche el dulce sonido de tu voz. Fue una simple pregunta, pero a partir de ahí todo fue distinto. 
- ¿Que libro lees? 
Yo, marqué la página y casi como un acto reflejo contesté:
- "El cielo está en cualquier lugar" de Jandy Nelson
Asentiste y callaste, no fue la reacción que esperaba así que pregunte:
- ¿Lo conoces?
- Si, es uno de mis favoritos, si es que puedo elegir.
Nada más terminar la frase miraste al cielo y dijiste:
- " Como no paremos de besarnos el mundo va a estallar", "Pues hagamos que éste puto mundo estalle"
Desde ese día supe que nuestro destino no se había entrelazado por capricho.


Me acuerdo uno de los últimos días que estuve junto a ti John, me preguntaste que qué era para mi leer. Yo medite y empecé a responder.


-¿Qué es para mi leer? Probablemente sea una de las preguntas más difíciles de responder en este planeta llamado tierra. Siempre se suele decir, leer para mi lo es todo. No es porque no queramos entran en detalles o porque busquemos una escusa, es que es tan difícil expresar cada una de las emociones que sentimos. ¿No es así John? Tu eres una de las personas que mejor lo sabe.


Asentiste y me apremiaste para que continuara.


-Supongo que para mi leer es más que todo. Para mí leer es tener un refugio donde todo está bien, donde no importas cuantas veces hayas caído, donde tan sólo importa como seas tú. Para mi leer es abrir una puerta a lugares donde el cuerpo no puede visitar pero la mente llega en un instante. Es poder recorrer el mundo desde tu habitación. Para mi leer es convertirte en la protagonista de la historia, sufrir, amar, dudar y reír como la hace ella o él. Para mí leer es encontrarte a ti misma, siempre hay una persona que es igual a ti en un libro o que te enseña una lección que guardas para toda la vida. Es dividir tu corazón cada vez que lees de nuevo una historia o por primera vez. Es que cada palabra cobre vida dentro de ti y tu mente. Es...es una sensación indescriptible John. Es como intentar describir que es lo que se siente cuando una ola pasa por encima de ti, es como intentar describir que es lo que se siente al notar como las gotas de lluvia rozan tu piel, es como intentar describir que es lo que le hace especial a esa persona, es como intentar describir que es la sensación que te inunda al reír. Es algo mágico y la única forma de saber bien lo que es, es que sea una de las cosas más importantes que existen para ti. 


Entonces John me miraste a los ojos y me dijiste:


- Es como intentar explicar lo que siento por ti, lo que siento cada vez que una palabra sale de tu boca o una sonrisa aparece en ella. Como has dicho es algo mágico, tan mágico como tú.


Oh John, en ese momento no sabía bien lo que sentía, había mariposas revoloteando de un lado a otro, gotas de lluvia rozando mi piel, palabras que cobraban sentido en mi mente John, era como si tu fueras un nuevo libro que sostenía entre mis manos y que deseaba conocer, que deseaba leer. Ojalá el tiempo me hubiera premiado más plaza para conocer un poco más de cada rincón oculto John. 


Por eso he de decirte que no cierras las tapas de tu libro John, no las cierres porque yo me haya ido de tu lado John. Tienes que dejar conocer esa maravilla de historia que eres a los demás. No te pido que me olvides John, no se puede olvidar un libro que ha marcado tu vida, pero si puedes dejar al descubierto el libro que eres y mostrarles el capítulo donde te marco John, donde te demuestro todo lo que soy, porque de una cosa estoy segura John, tu si que llegaste a conocer todos los rincones de mi libro John. Tu fuiste el final de él John. 


No olvides que siempre podrás leer mi libro ya que tu perteneces a él. Quiero que sepas John que lo que sentí contigo ha sido mucho más o igual que lo que se siente al leer. Te amo se queda corto John. 
                                                                                                         
                                                                                              Siempre en tu libro y tuya,  Agatha

1 comentario:

  1. Hola! que bonito lo que escribes, y que bonito es sentirse así enamorado e ilusionado, todo se ve de mil colores, eso es lo mejor que nos puede pasar.

    ResponderEliminar